LA RESEQUEDAD, EL AGRIETAMIENTO, LA DESCAMACIÓN Y TIRANTEZ RELACIONADAS A LA PIEL DEL DIABÉTICO, REQUIEREN PREVENCIÓN Y CUIDADOS ESPECIALES, SOBRE TODO EN ZONAS DE ROCE Y SUDORACIÓN.

Goicoechea DiabetTX brinda soluciones eficaces para el cuidado de la piel de personas que padecen diabetes.

Producto cosmético sin acción terapéutica. Especialmente formulado para la piel de personas que padecen diabetes. Los productos no fueron diseñados para el pié diabético.

producto

hidratación

CREMA CORPORAL

CREMA PARA
MANOS Y CODOS

DiabetTX PLUS
10% UREA

CREMA CORPORAL

Crema Corporal400ML

Goicoechea Diabet TX está diseñada para pieles extremadamente secas, que presentan agrietamiento o descamación. Por eso es que resulta ideal para el tratamiento de la piel de quienes padecen diabetes. Su fórmula alivia los signos y molestias de la resequedad, proporciona una acción emoliente y ayuda a la regeneración de la epidermis.

Hidrata en profundidad* y le devuelve a la piel la suavidad perdida, ayudando a regenerarla y otorgando una sensación de alivio a la vez que elimina la tirantez y descamación causada por la resequedad extrema.

Su fórmula brinda unaTriple Acción

  • Hidrata en profundidad*
  • Alivia al instante las molestias de resequedad
  • Contribuye a la regeneración de la epidermis

*Estrato córneo
**Descamación y sensación de tirantez

MODO DE USO:En la piel perfectamente limpia y seca aplique DIABETTX 2 veces al día realizando un suave masaje con movimientos circulares hasta que la crema se absorba por completo.

padecimientos

¿qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica ocasionada por altas concentraciones de glucosa en la sangre. Este elevado nivel de azúcar en el organismo tiene un impacto muy negativo sobre la salud y ataca principalmente a los vasos sanguíneos del cuerpo y al corazón.

Extremidades como los pies y las manos se ven seriamente afectados por la diabetes, al punto que se reseca la piel, se agrieta y causa posibles úlceras y heridas graves.

¿QUÉ TIPOS DE DIABETES EXISTEN?

Existen varios tipos de diabetes. La diabetes tipo 1 comienza generalmente antes de los 30 años y su tratamiento requiere seguir un plan de alimentación adecuado y la aplicación de inyecciones de insulina.

La diabetes tipo 2 es la forma más común. Si bien suele comenzar después de los 40 años, la enfermedad se observa de forma cada vez más frecuente en jóvenes y adolescentes. Este tipo de diabetes suele ser consecuencia del sobrepeso, la obesidad, la mala alimentación y el sedentarismo. Si bien existe producción de insulina, la misma actúa de forma inadecuada. La llave no encaja en la cerradura, de modo que el pasaje de la glucosa a los tejidos se ve dificultado. En consecuencia, a través de cualquiera de los dos mecanismos, la glucosa se acumula en la sangre y los órganos se quedan sin combustible para su funcionamiento. El aumento del azúcar en sangre por encima de valores normales se denomina hiperglucemia. La hiperglucemia sostenida y sin tratamiento puede dar lugar a complicaciones en diferentes órganos, como los ojos, riñones, corazón, arterias y pies, entre otras.

¿CÓMO SE DETECTA LA DIABETES?

El diagnóstico de diabetes se realiza mediante la determinación de la glucemia en sangre venosa, en estado de ayunas. La determinación en sangre capilar (punción en la yema del dedo) es útil para la supervisión del tratamiento pero no es método de diagnóstico.

LA PIEL DEL DIABÉTICO

La piel de quienes padecen diabetes sufre cambios debido a la pérdida de líquido que la enfermedad provoca. Esto genera una seria resequedad de la epidermis que suele causar picazón, heridas e infecciones.

cuidados básicos

alimentacion

Es altamente influyente en la piel de las personas diabéticas. El control de la ingesta y de los niveles de azúcar ayuda a llevar la afección de mejor forma.

higiene

Se recomienda lavar la piel con un jabón neutro o no irritante y agua tibia, evitando las altas temperaturas. Secar la superficie y hacer hincapié en las zonas que suelen permanecer con humedad como el entremedio de los dedos de los pies o pliegues.

revisación

Para prevenir heridas e infecciones, es necesario detectar cortaduras, ampollas, irritaciones u otro tipo de anomalía en la piel, para poder tratarlas a tiempo.

hidratación

Luego de lavar y secar la piel, utiliza una crema especializada e hidratante, que haya sido formulada para este tipo de pieles.

consulta médica

Es importante consultar con periodicidad a un especialista de confianza.

comerciales